Guggenheim

La Fuente Big Bang (Big Bang Fountain, 2014) consta de una luz estroboscópica que ilumina una fuente de agua, haciendo que el chorro parezca detenerse en una secuencia, siempre diferente, de formas escultóricas únicas e impredecibles que duran tan solo un instante.