Guggenheim

Reconocida ampliamente como una de las artistas más importantes de su generación, Lynette Yiadom-Boakye es una pintora y escritora británica aclamada por sus enigmáticos retratos de personas ficticias. A fin de captar un momento único del fluir de la conciencia, ejecuta cada uno de sus retratos en una sola sesión. Según afirma la artista, sus personajes “no son reales”, pero matiza: “Yo creo que les conozco; cada uno de ellos está impregnado de su propio poder, de un eco… de un componente empático de un mundo imaginario”.

La obra de Yiadom-Boakye muchas veces contiene alusiones a los retratistas históricos europeos, en particular a Thomas Gainsborough, Francisco de Goya, John Singer Sargent y Édouard Manet, si bien tanto su temática como su técnica son decididamente contemporáneas. Centrado en el retrato de personajes negros imaginados, el trabajo de Yiadom-Boakye plantea importantes interrogantes sobre la identidad y la representación. Las figuras que aparecen en sus pinturas habitan lugares atemporales e indefinidos, que el espectador puede dotar de significado.

La artista ha sido galardonada con el prestigioso premio Carnegie en 2018 y fue nominada para el premio Turner en 2013. Su obra se presentó en la exposición Ghana Freedom, en el pabellón de Ghana de la 58ª Bienal de Venecia, celebrada en 2019. La muestra que presenta ahora el Museo, integrada por ochenta pinturas y obras en papel creadas desde el año 2003 hasta la actualidad, representa la mayor exploración dedicada hasta la fecha a la carrera de Yiadom-Boakye.

Organizada por el Museo Guggenheim Bilbao con la colaboración de Tate Britain y el Museo de Arte Moderno de San Francisco.

Comisarias: Andrea Schlieker e Isabella Maidment, con Aïcha Mehrez como comisaria asistente, en la Tate Britain; Petra Joos en el Museo Guggenheim Bilbao

Lynette Yiadom-Boakye
Elephant, 2014
© Lynette Yiadom-Boakye