Guggenheim

Este umbral de acceso a la exposición en forma de cápsula del tiempo presenta algunas de las transformaciones fundamentales de la tecnología y la civilización occidental que se han producido en una misma fecha: 1997. El año en que se inauguraba el Museo Guggenheim Bilbao se presenta no solo como punto de inflexión en la historia de la arquitectura, sino también como prisma que permite vaticinar paradigmas nacientes, desde la vida posdigital y las nuevas formas de esoterismo hasta las nociones de lo poshumano y el desarrollo de otras antropologías.

El Airlock supone una representación del contexto tecnológico y cultural en el que el Museo Guggenheim Bilbao se desarrolló y se convirtió en icono global. La sala está presidida por un gran diagrama con signos, fotografías, libros y objetos diversos que definieron el año 1997 tanto cultural como tecnológica y políticamente. Para completar la experiencia del público, en este apartado introductorio se han seleccionado una serie de fragmentos en vídeo de las noticias de aquel año, música del momento, fotografías que evidencian la radical mutación de Bilbao, así como extensa documentación sobre el proyecto ejecutivo del Museo Guggenheim Bilbao diseñado por Frank O. Gehry y llevado a cabo por un equipo de audaces colaboradores.