Guggenheim

En la producción contemporánea o posterior a los papeles pegados, Braque integra los conocimientos adquiridos en estos y evoluciona el Cubismo hacia una forma más legible, calificada como “sintética”. La cuadrícula ortogonal de planos elongados sigue presente, pero presenta colores uniformes, densos o trabajados, en algunos casos imitando madera, que evocan los papeles pegados. También Picasso y Braque introducen materiales arenosos, curvas y detalles figurativos en esta etapa que coincide con la Primera Guerra Mundial. La contienda marca un punto de inflexión en la obra de Braque, quien es dado por muerto en 1915 en Neuville-Saint-Vaast y no retoma la pintura hasta 1917 tras una larga convalecencia. La guerra también afecta a su entorno: su marchante Kahnweiler, de origen alemán, debe refugiarse en Suiza por lo que, a partir de entonces, su nuevo marchante será Léonce Rosenberg. En 1917 su amigo Picasso comienza su periplo por Europa con los Ballet Rusos.