Guggenheim

Segunda Planta

Las obras narrativas a menudo ilustran acontecimientos religiosos, legendarios, históricos, abstractos, representativos o mitológicos que desgranan distintas capas de significado, recurriendo a la experiencia individual como un medio para transmitir historias compartidas, ya sean reales o ficticias. A veces el relato se articula en torno a temas y personajes, otras veces se basa en objetos y materiales cotidianos que poseen asociaciones culturales arraigadas y, en ocasiones, tiene su origen en ficciones que activan la imaginación del espectador para completarla o cuestionarla.

Este tipo de compromiso y reinvención de formas narrativas por parte de artistas contemporáneos surge de una resistencia contra las grandes narrativas, un término acuñado por el filósofo francés Jean-François Lyotard en 1979, que explicaba cómo los discursos, y con ellos las experiencias y conocimientos, se presentaban de manera totalizadora y como verdades absolutas. Con su enfoque crítico resiliente y en cierta forma emancipador, Lyotard sugirió centrarse en las micronarrativas, o petit récits, donde las representaciones tienen como punto de partida lo fragmentado de la multiplicidad cultural y la perspectiva personal. En nuestra sociedad contemporánea, los artistas adoptan esta nueva perspectiva, amplificando y transformando el potencial visual y poético de la narratividad, tejiendo así sus propias historias y expandiendo la forma localizada de narrativa tradicional.

Esta sección aúna piezas de veinte artistas producidas en diversos medios entre 1957 y 2019 que ofrecen una visión expansiva de los paradigmas de la narración y resuenan con una miríada de movimientos históricos de la segunda mitad del siglo XX. Bajo esta premisa, las salas de Desplegando narrativas se presentan como capítulos a través de una selección coherente de obras, que atraviesan múltiples cronologías, movimientos y estilos agrupados temáticamente. Las galerías en ocasiones acogen obras únicas —como en los capítulos Transcendiendo lo espiritual y Perteneciendo a una memoria—, mientras que en otros casos reúnen obras de distintos artistas, como en Enmascarando las identidades, Los modos de expresión, Estados ambiguos de las realidades y Estados de transformación.