Guggenheim

Pese a que Pollock saltó a la fama prácticamente al instante, a muchos de los artistas del movimiento les llegó más lentamente el reconocimiento, y algunos de ellos ni siquiera lo obtuvieron. Además de su práctica artística, Robert Motherwell y Barnett Newman trabajaron como críticos y, junto con Clement Greenberg y Harold Rosenberg, contribuyeron a dar a conocer el movimiento y a concitar la atención del público general. Pero los artistas también se apoyaban mutuamente: en 1949, fundaron el Artist’s Club, un espacio de reunión en el que podían comer, beber, debatir sobre arte y organizar exposiciones.