Guggenheim

Tras el desplome económico de 1929, el presidente Franklin D. Roosevelt puso en marcha una serie de programas destinados a superar la Gran Depresión y a reconstruir la economía de EE. UU. En su empeño por proporcionar ingresos a millones de ciudadanos desempleados, el Gobierno fundó en 1935 la Works Progress Administration (WPA). También creó el Federal Art Project, patrocinado por la WPA, que ofrecía apoyo a los artistas y financiaba proyectos que fomentaban el espíritu americano y valores relativos al trabajo, la comunidad y el optimismo.

A lo largo de la década de 1930, Krasner colaboró en algunos de estos proyectos y, en 1942, le propusieron supervisar el diseño y montaje de veinte escaparates de grandes almacenes de Manhattan y Brooklyn en los que se anunciaban cursos de formación para la guerra. La artista decidió fotografiar los cursos e integrar las imágenes resultantes en sus diseños, que incluían también una dinámica tipografía y elementos abstractos que revelaban sus propios intereses artísticos. Estas obras no han sobrevivido, pero las fotografías que documentan los diseños de los collages originales se proyectan aquí adoptando el tamaño de un escaparate comercial.