Guggenheim

Este óleo sobre lienzo es la primera obra que el artista tituló Marina (Seestück), en 1968Se trata de una pieza de pequeñas dimensiones, que presenta un formato extremadamente horizontal, como si hubiera pasado por las lentes anamórficas del cinemascope. Muestra un horizonte infinito, solo perturbado por pequeños remolinos de lo que podría ser espuma blanca, donde la materialidad de la pintura se hace más espesa y se puede identificar la pincelada del artista.