Guggenheim

En la última etapa de su trabajo, Dubuffet emplea con frecuencia una red de líneas gestuales para expresar los aspectos más abstractos del pensamiento. En su serie Miras, convierte estas coloridas marañas en su tema principal, analizando cómo sería la experiencia si la mente no organizara el mundo exterior en categorías preconcebidas y socialmente establecidas. El artista afirma: “Estas pinturas [. . .] deben considerarse prácticas de aprendizaje de una nueva forma de visión: una visión que ha sido liberada de la engañosa nomenclatura con la que el humanismo declara analizar y catalogar el cambiante caos móvil del universo”. Aunque Mira G 132 (Kowloon) parece despojada de figuras reconocibles, un análisis más detallado desvela cómo en numerosas zonas se sugieren rostros.