Guggenheim
ante el espejo 1

Los cánones de belleza han cambiado a lo largo de la historia en función de los gustos y preferencias de las diferentes culturas y generaciones. El arte clásico griego, por ejemplo, promovía un arquetipo de cuerpo humano de unas proporciones concretas que eran consideradas como “ideales”. La obra Ante el espejo (1876), de Édouard Manet, que plasma a una mujer mirándose en el espejo en la intimidad, muestra el modelo de belleza femenina que imperaba en Europa a finales del siglo XIX, caracterizado, entre otros atributos, por un talle muy estrecho, logrado en este caso con la ayuda de un corsé. El fin de siglo en París fue un momento de cambio y transición hacia la modernidad. Manet fue uno de los artistas que no solo se ocuparon de la moda del momento, sino que representaron el espacio privado de forma audaz. Su modelo, a medio vestir y mostrando la piel, es una representación que subvierte el desnudo clásico. ¿Qué cánones de belleza existen para el hombre y la mujer del siglo XXI, y quién fija esos criterios?

Édouard Manet
Ante el espejo (Devant la glace)1876
Óleo sobre lienzo
93 × 71,6 cm
Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York
Colección Thannhauser, donación, Justin K. Thannhauser 78.2514.27
Foto: © Solomon R. Guggenheim Foundation, Nueva York (SRGF)

Foto 4

Mujeres sonriendo
© Blend Images/Getty Images