Guggenheim

París 1895. Primeras proyecciones cinematográficas públicas
El 22 de marzo de 1895, más de 200 personas se reúnen en la Société d’encouragement pour l’industrie nationale de París para ver La salida de la fábrica Lumière en Lyon (La Sortie de l’usine Lumière à Lyon). Se trata de una de las primeras proyecciones cinematográficas públicas de la historia. Organizada por los hermanos Auguste y Louis Lumière, que habían inventado un proyector de películas, ofreció una experiencia inolvidable, casi traumática, para el grupo de personas que asistieron atónitos a esta muestra de imágenes en movimiento. Los 46 segundos que duró el cortometraje marcaron un hito en la historia de lo visual. El cine estaba dando sus primeros pasos.

Este descubrimiento cautivó a un visionario: Georges Méliès, un joven ilusionista que, tras haber recibido en 1888 una fortuna, quiso comprar a los Lumière su cinematógrafo; como ellos se negaron, encontró un aparato similar, que perfeccionó, y construyó su propio estudio de cine. Con sus filmes, Méliès se convertiría en una figura clave de los inicios de la industria cinematográfica.