Guggenheim
Sin título es un claro exponente del Expresionismo Abstracto americano, concretamente del estilo conocido como Pintura de Campos de Color. Rothko buscaba exaltar los sentimientos y emociones de las personas a través de la contemplación del color, que con frecuencia se extendía en grandes planos cromáticos.