Guggenheim

París, 1894. El caso Dreyfus divide a la opinión pública
El capitán francés de origen judío-alsaciano Alfred Dreyfus es acusado de traición por entregar documentos al Gobierno alemán. Varios intelectuales —como el escritor Émile Zola en su célebre carta "J'accuse", publicada por la prensa— tildan al Gobierno francés de antisemita, mientras que la prensa nacionalista pide la cabeza del oficial.

El origen de la tensión existente entre Francia y Alemania se situaba en la guerra franco-prusiana de 1870-71, en la que Francia perdió los territorios de Alsacia y Mosela (Lorena).

Este hecho había provocado una desconfianza generalizada hacia cualquier persona de esta zona que tuviera origen germánico, especialmente si servía al Gobierno o al Ejército francés.