Guggenheim

De hecho, tal y como revela esta exposición, el Expresionismo Abstracto era mucho más que la pintura de campos de color o la pintura de acción. La muestra pone de manifiesto la versatilidad de muchos de sus artistas, como evidencian desde las pinturas de pequeño tamaño realizadas por Pollock con pintura derramada hasta las sorprendentes y triunfales obras de brillantes anaranjados y amarillos de Rothko. Aunque la exposición se centra en las figuras principales de Nueva York (Pollock y Rothko, De Kooning, Kline y Robert Motherwell, entre otros), también incluye a artistas de la zona de San Francisco (como Clyfford Still y Sam Francis), así como a algunas de las muchas artistas que estuvieron en primera línea del movimiento: Helen Frankenthaler, Lee Krasner y Joan Mitchell. Esta exposición, la primera gran muestra del Expresionismo Abstracto americano organizada en Europa desde 1959, pone de relieve la diversidad del movimiento como uno de sus factores clave, que con frecuencia ha sido a menudo pasada por alto.