Guggenheim

En el desarrollo del Cubismo hay un grupo de obras que merecen un apartado especial. Se trata de los papiers collés o papeles pegados, más de cincuenta piezas que Braque realiza por sorpresa entre 1912 y 1914. La primera de ellas fue creada por Braque en septiembre de 1912, en Sorgues, pueblo cercano a Avignon en el que había pasado el verano junto a Picasso. Los papeles pegados imprimen un nuevo carácter a su Cubismo, el color comienza apoderarse de la obra mediante el uso de materiales ya elaborados, como el papel pintado y recortes de periódicos, marcando el camino hacia el Cubismo Sintético.