Guggenheim

Ernesto Neto realiza la pieza El cuerpo que cae [Le corps] femenino (de Léviathan Thot) [O corpo que cai [Le corps] fêmea (de Léviathan Thot), 2006] para el Panteón de París, un edificio que, tras la Revolución Francesa, se convirtió en un monumento a la ideología humanista. Esta construcción es un símbolo de una época, la de la revolución de la política moderna y la ciencia, un símbolo del nacimiento de la sociedad contemporánea occidental. Ahora, la pieza se instala en el Atrio del Museo Guggenheim Bilbao. Según palabras del artista, no hay ningún edificio que represente como este Museo la arquitectura contemporánea; Neto toma la creación de Gehry como símbolo o elemento emblemático de nuestro tiempo.

A mediados de los noventa, el artista deja atrás el lenguaje geométrico de sus primeras obras y comienza a rellenar piezas de poliamida con materiales tan dispares como bolas de espuma de poliestireno, harina o especias, con el objetivo de crear formas que se asemejen al cuerpo humano u otros organismos vivos. En El cuerpo que cae [Le corps] femenino (de Léviathan Thot), el volumen blanco, enorme, que está suspendido del techo, sobre el espectador, parece que fuera a respirar. Sus extremidades, largas y suaves, caen pesadas, evocando la fuerza de la gravedad que nos ancla a la tierra. La escultura es flexible, sensual y transitoria, como nuestros propios cuerpos.

Los carritos-hamaca de la obra Mirando al cielo(Olhando o céu, 2013) permitirán al visitante contemplar esta instalación desde otros puntos de vista y desplazarse por el Atrio impulsándose con los pies. Su uso estará disponible a determinadas horas de martes a domingo. Los orientadores del Museo facilitarán más información sobre la obra y el artista.