Guggenheim

Con esta instalación, Ernesto Neto nos invita a adentrarnos en la vibrante cultura popular de su ciudad natal, a hacernos partícipes de ella. Nos rodean metros y metros de un enorme entramado de hilo de todos los colores, tejido con la técnica del ganchillo.

"Baleiro Bala" (el título en portugués de esta sección) es una canción de una escuela de samba que narra la historia de un camelô o vendedor ambulante de dulces que trabaja en una de las zonas más pobres de Río de Janeiro, cerca de las vías del tren. Partiendo de la figura de este vendedor, ejemplo de supervivencia humana, el artista pretende expresar y reivindicar la cultura popular brasileña mediante algunos de sus diferentes elementos representativos. Las cuerdas rojas, amarillas, azules, naranjas, moradas y verdes que se confeccionan en un taller cercano al estudio de Neto se anudan en lo alto para formar una extensa red. Por dondequiera que miremos, descubrimos largas columnas que caen con el peso de lo que contienen. Algunas están parcialmente llenas de latas de cerveza o de refrescos del mismo color; otras contienen cocos verdes de gran tamaño; y otras están rellenas de las características bolas de poliestireno.

En esta sección, el visitante puede utilizar los instrumentos musicales que hay en la sala, con extrema cautela y respetando el orden de llegada.