Guggenheim

También los artistas franceses volvieron sus ojos hacia la naturaleza. Entre 1830 y 1879, un grupo de pintores se establecieron en los alrededores del bosque de Fontainebleau, próximo a París. Los paisajistas asociados a la que sería conocida como la Escuela de Barbizon —que se formó en torno a Camille Corot, Théodore Rousseau, Jean-François Millet y, más tarde, Charles-François Daubigny— pintaban y dibujaban al aire libre mediante la observación directa con un estilo naturalista.

Camille Corot
Claro en el bosque de Fontainebleau con un murete
, ca. 1830–35
Óleo sobre papel sobre lienzo, 32,3 x 44 cm
Kunsthalle Bremen - Der Kunstverein in Bremen.
Adquirido en 1977 con fondos aportados por la Ciudad Libre Hanseática de Bremen