Guggenheim
Introducción

VERSIÓN IMPRIMIBLE

La tierra que duerme, 1986
Acero y óleo, 66 x 120 x 39 cm
Colección Soledad Lorenzo depositada en MNCARS
© VEGAP, Bilbao, 2016

“[En La tierra que duerme] también recurrí a un concepto muy poco escultórico como es el del paisaje. En este caso, la escultura aparece elevando el plano del suelo y soportándose sobre lo que temáticamente sería un subsuelo. Es una relación entre lo visible y lo no visible.”[1] Pello Irazu

Pello Irazu (Andoain, 1963) estudió en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco. En su búsqueda hacia un lenguaje propio, el joven artista empezó a añadir objetos a sus pinturas, dando así a sus obras un carácter tridimensional. Esto le condujo hacia sus esculturas iniciales. En sus comienzos, Irazu se enmarcaba dentro de lo que se conoció como la Nueva Escultura Vasca. En ella se englobaba a un grupo de artistas que, rechazando las líneas maestras de la tradición local, enraizaba su obra en el Minimalismo y reinterpretaba aspectos de la escultura de Jorge Oteiza (Orio,1908−Donostia/San Sebastián, 2003). Irazu abraza, cuestiona y analiza ideas de Oteiza sobre el tratamiento del espacio y de los materiales, con la intención de configurar su propio lenguaje, ecléctico y muy personal. En su búsqueda de formas y volúmenes esenciales, también recibe la influencia del Minimalismo. No obstante, Irazu no se limita a reproducir formas geométricas puras, sino que, al contrario, apuesta por trabajar de una manera orgánica, al desarrollar piezas con rasgos antropomorfos o zoomorfos.[2] Partiendo de este punto, Irazu ha generado a lo largo de más de treinta años una obra extensa, en la que ha trabajado con los más diversos materiales y soportes, entremezclando todos ellos.  

Desde los comienzos de su carrera, Irazu se caracterizó por la creación de esculturas de tamaño reducido, como La tierra que duerme, de 1986. Su objetivo era valerse solo de sus propias fuerzas, de su propio cuerpo, para manipular los materiales con los que realizaba sus piezas. A través de sus dimensiones, las obras de Irazu hablan de una escala humana y de la aspiración a crear objetos que posean en sí mismos una intensa energía.[3] A lo largo de toda su carrera, para Irazu ha sido importante no haber perdido la escala humana, y haber podido trabajar con las piezas él mismo. Por este motivo, y al haber elegido materiales pesados, como el hierro, el acero y la madera, Irazu se veía obligado a realizar obras de pequeño formato. A pesar de ello, en las obras concebidas en esta primera etapa, como La tierra que duerme, el carácter denso de sus materiales y su aspecto físico cobran una especial importancia, y dotan a las piezas de energía.[4] En esta obra, el artista alude al paisaje, utilizando el material, en este caso el acero, con un sentido orgánico, que casi contradice su propia rigidez. Además, mediante el color, que aplica directamente sobre la obra, el artista rechaza el acabado industrial del material y suaviza la escultura, otorgándole una dimensión pictórica.[5] El color, entendido como un material más, es otro rasgo de especial importancia en sus esculturas. A través del color, Irazu señala partes específicas de las piezas, restando rotundidad a la escultura y cuestionando la totalidad uniforme del conjunto.[6]

Preguntas

Observa con detenimiento la obra y descríbela: sus formas, sus materiales, su relación con el espacio…  

La tierra que duerme fue creada con acero y con pintura al óleo. ¿Qué características posee cada uno de estos materiales? ¿Qué cualidades te sugieren? ¿Qué asocias con el acero? ¿Y con el óleo? ¿Qué efecto se crea al haber juntado dos materiales tan distintos entre sí? ¿Por qué habrá decidido Irazu pintar su escultura? ¿Por qué crees que el artista pintó solo una parte de la escultura? Justifica tus respuestas.

Al comienzo de su carrera, Irazu realizaba obras pequeñas porque quería tener la capacidad de trabajar el material él mismo, con sus propias manos, sin necesidad de máquinas, pudiendo montar sus propias esculturas utilizando su cuerpo. Esto restringió la escala de las piezas, ya que el material con el que había elegido trabajar era muy pesado. La tierra que duerme es una de sus primeras esculturas, y se considera de pequeña escala. ¿De qué forma cambiaría tu forma de percibirla si la obra fuese más grande? ¿Y si fuese mucho más pequeña?

¿Qué te parece la decisión deliberada del artista de realizar exclusivamente obras que pudiese realizar solo con su cuerpo? ¿Qué ventajas e inconvenientes puede tener esta decisión? ¿Por qué habrá elegido trabajar así? ¿Crees que es importante que el artista esté físicamente involucrado en la realización de la obra?

Muchos otros escultores, como Chillida u Oteiza, ideaban sus obras, realizaban maquetas en materiales maleables (empleando, por ejemplo, la tiza o el barro) y, después, encargaban a equipos especializados su fundición en metal en grandes dimensiones. ¿Crees que es igual de válida la obra de una artista cuando es ejecutada por otras personas, o utilizando máquinas? ¿Por qué? ¿Qué hubiese necesitado Irazu para trabajar en mayor escala? Realiza un listado de sus necesidades.

La obra suele exponerse apoyada en el suelo. ¿Por qué crees que el artista prefiere que la muestren así? ¿Cambiaría tu percepción según su modo de colocación? ¿Cómo? ¿Y si en vez de verla en un museo la vieses en la calle? ¿Crees que las obras se aprecian de la misma manera si están en una peana o en el suelo? ¿Dónde te gusta más contemplarlas y por qué? ¿Consideras que debe ser el artista quien decida cómo debe ser colocada su obra o un experto en exposiciones? Razona las diferentes expectativas o prioridades que puede tener cada uno.

Irazu tituló esta escultura La tierra que duerme. Para él, su obra representa “una relación entre lo visible y lo no visible”. Lee la cita completa al comienzo de la guía ¿a qué crees que se refiere con esto? ¿Cómo puedes relacionar su declaración con la pieza? Si pudieses cambiar el título a la obra, ¿cómo se denominaría?

Actividades

Escribe un relato

Imagínate que la obra de Irazu aparece reproducida en la portada de un libro titulado La tierra que duerme. Escribe un relato corto inspirado en la obra. Tómate tu tiempo primero para observar la escultura y tratar de imaginarte el paisaje donde sucede tu historia: ¿cómo es este lugar? ¿Es montañoso o es llano? ¿Te imaginas carreteras, senderos, caminos que atraviesan esa tierra? ¿Qué puede inspirarte la parte inferior de la obra? Recuerda que para Irazu su obra es “una relación entre lo visible y lo no visible”.

Crea tu escultura de cartón

Utiliza una caja mediana de cartón para realizar tu escultura. Primero, separa la tapa, que emplearás como base de la obra. Luego, comienza a recortar el resto de la caja en siete u ocho formas geométricas. Deja una pestaña en los extremos de las formas, arriba o abajo, para poder pegarlas perpendicularmente sobre una base.

Crea una escultura con distintas combinaciones de estas formas. Puedes utilizar la tapa como base y pegar las formas encima o debajo de ella, pero recuerda que debe lograrse un equilibrio para que pueda sostenerse sola. Ponle un título a tu obra y muéstrala junto a la de tus compañeros.

Personificación

Irazu titula su obra “La tierra que duerme”, atribuyendo una cualidad o acción humana (dormir) a un elemento natural inanimado (la tierra). Escribe el nombre de diferentes elementos naturales (“una nube”, “el cielo”, “un árbol”, “el mar”, etc.) en varios papelitos y guárdalos en una bolsa. Luego, escribe acciones humanas (“que llora”, “que sonríe”, “que desayuna”, “que se trabaja”, etc.) en otros papeles y guárdalos en otra bolsa. Al azar y sin mirar, escoge un papel de cada bolsa. Dibuja un boceto de cómo sería la obra a la que daría título la combinación de los papelitos. Puedes repetir esta actividad varias veces hasta encontrar tu combinación preferida.

Vocabulario

Escala: proporción o relación de tamaño entre una representación de algo y su dimensión real.

Nueva Escultura Vasca: engloba a un conjunto de artistas que, sin formar un grupo organizado como tal, comparten una serie de intereses y fuentes semejantes, entre las que destaca la obra de Jorge Oteiza y algunas ideas del Minimalismo.

Notas

[1]Audioguía de la muestra Pello Irazu. Panorama
[2]Audioguía de la muestra Pello Irazu. Panorama
[3]http://www.museoph.org/MuseoPatioHerreriano/coleccion/listado_de_autores/searchObra/80/232/
[4]Audioguía de la muestra Pello Irazu. Panorama
[5]http://masdearte.com/artistas/irazu-pello/
[6]Audioguía de la muestra Pello Irazu. Panorama

VERSIÓN IMPRIMIBLE