Guggenheim

Desde el otoño de 2016, Thomas Struth ha trabajado en el Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research de Berlín en una serie de bodegones con animales muertos por causas naturales. Estas impresionantes imágenes, captadas con gran precisión y sensibilidad, evidencian el enfoque pictórico de Struth de una manera nueva e inesperada, tomando como base precedentes que van desde las recientes fotografías de Struth de entornos médicos hasta la historia del memento mori. Al presentar especímenes de una mortalidad mundana, Struth alude a la dignidad de la vida, a nuestra tradición humanista ya cuestiones relacionadas con la evolución: “He intentado representar a los animales de manera hermosa y solemne. Me interesa la idea de la rendición: al morir, todo el circo que has creado tan diligentemente, todo el teatro, llega al punto final. Estas imágenes deberían ser como una bofetada, un recuerdo de la muerte y una llamada de atención”.