Guggenheim

La obra monumental Egeria, concebida especialmente para el Atrio del Museo Guggenheim Bilbao, es una de las más ambiciosas del importante conjunto de las Valquirias, que Vasconcelos creó inspirándose en los personajes femeninos de la mitología escandinava, entre las que se incluyen las realizadas para espacios como el Palazzo Grassi de Venecia, el emblemático Palacio de Versalles, el ARoS Aarhus Kunstmuseum y el Museo de Arte de Tel Aviv.

Esta serie de piezas icónicas, ideadas para ser suspendidas del techo, se caracteriza por sus inusuales formas orgánicas. Las Valquirias han evolucionado considerablemente desde la creación de la primera obra, en 2004. La gran instalación Egeria ocupará el Atrio del Museo, donde interactuará con la arquitectura de Frank Gehry, así como con el exterior, a través de los grandes muros de vidrio. Las sugerentes formas bulbosas y los brazos alargados salen del cuerpo principal y alcanzan distintos niveles del edificio. Egeria revelará una exuberante selección de colores, diversas texturas y ricos detalles, producto de una precisa combinación de textiles industriales y técnicas artesanales, como la labor de retales, el bordado con cuentas y abalorios y el ganchillo. Esta audaz obra también incorpora miles de bombillas led, que generan un espectacular juego de luces. Egeria adopta las funciones de una gentil guardiana en el sublime corazón del Museo, reflejando el espíritu creativo de la mujer.