Guggenheim

“Los lienzos de Basquiat captaron su alma y el alma de las calles”.
—Common, rapero

Basquiat extrae del paisaje urbano los temas, enfoques y materiales de sus primeras obras. Nacido en Brooklyn de padre haitiano y madre estadounidense de ascendencia puertorriqueña, a los diecisiete años se presentó en la escena artística neoyorquina del downtown con sus grafitis conceptuales, provocadores mensajes políticos, poéticos e ingeniosos que creó en colaboración con su amigo Al Diaz, bajo el pseudónimo SAMO© (“same old shit” o “la misma mierda de siempre”). Basquiat no se consideraba un artista del grafiti, sino que utilizó la pintura en espray como herramienta para introducirse en el mundo del arte. Posteriormente, comenzó a trabajar con materiales que encontraba en la calle, como restos de gomaespuma, ventanas o puertas. Con su personal estilo, traslada la ciudad —con sus coches, aviones, trenes y juegos de barrio— a estos innovadores trabajos tempranos, llevando la poesía de la calle al espacio de la galería.