Guggenheim

Siendo estudiante de la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf entre 1973 y 1976, Thomas Struth comenzó a fotografiar las calles de esa ciudad, al principio con una cámara de 35 mm y posteriormente con cámara de placas de gran formato. Al año siguiente, durante una estancia de nueve meses en Nueva York, hizo fotografías de sus calles en diferentes barrios, captando su esencia y su ambiente.

En las imágenes que toma posteriormente en otras ciudades, Struth abandona la perspectiva central de los trabajos anteriores y fotografía edificios y paisajes urbanos, presentando diferentes tipos de desarrollo social y económico de manera concentrada. Los aspectos homogeneizadores de la globalización, las consecuencias estructurales de las economías en rápido crecimiento a finales del siglo XX y los efectos del incremento de la población mundial son los temas de Lugares inconscientes, cuyo título remite a las huellas visibles de los procesos sociales inconscientes que quedan inscritos en las estructuras urbanas.