Guggenheim

"Para mí, el acero inoxidable es el material del proletariado, es de lo que están hechas sartenes y cacerolas. Es un material muy duro y es un falso lujo".

Jeff Koons presentó en 1986 una nueva serie con la intención de mostrar cómo las técnicas de publicidad y las campañas de marketing de bebidas alcohólicas contribuyen a perpetuar los roles en la sociedad. El artista señaló una diferencia significativa: los anuncios dirigidos al público del sector socioeconómico más desfavorecido contenían mensajes más explícitos que los dirigidos al público del grupo más próspero, que denotaban una mayor abstracción. Es decir, se enviaban distintos mensajes a diferentes clases sociales, perpetuando así la inmovilidad social y los estereotipos. En Lujo y degradación, Koons incluyó, junto a una selección de estos anuncios, una serie de utensilios y objetos asociados con el consumo de alcohol, a los cuales dotó de una falsa apariencia de lujo al dar un acabado brillante y suntuoso a un material tan ordinario como el acero inoxidable.