Guggenheim

Los No-lugares constituyen el último conjunto de obras plenamente desarrollado por Dubuffet antes de su muerte, acaecida en 1985. Esta serie, que incluye algunas pinturas con el título Premisa, es en gran medida una ampliación de las Miras, aunque va un paso más allá en el ámbito del escepticismo filosófico. Con esta última serie, Dubuffet pretende cuestionar la distinción entre el ser y el no ser, entre realidad e imaginación. El artista encuentra una capacidad liberadora en la ruptura de estas divisiones. Sin ellas, Dubuffet cree que la existencia estaría llena de nuevas posibilidades. Por ello, considera que los No-lugares representan un “vacío lleno de potenciales fantasías de la existencia”, vacío sugerido por los fondos negros empleados en las obras de esta serie.