Guggenheim

24 escolares de 6º curso del Colegio Ángeles Custodios, Bilbao

Profesora: Esther Vilarino

Artista: Jorge Rubio

Idioma: euskera

Para explorar la relación entre lengua e identidad y percibir la diversidad lingüística como oportunidad y riqueza, se definieron una serie de acciones artísticas que implicaban también potenciar la capacidad crítica del alumnado.

Influidos por la propuesta social de Euskaraldia, que invitaba a hablar y escuchar en euskera mediante el uso de símbolos como bocas y orejas, los escolares reinterpretaron y recrearon en barro distintos órganos: bocas, narices y orejas. Las piezas de barro se convirtieron en intervenciones en el paisaje, que se mimetizaron con muros, paredes y árboles en los alrededores del colegio, sorprendiendo a los viandantes.

Se sugirió también analizar la capacidad del rostro para expresar emociones, como la tristeza, la ira, el dolor, la alegría, el miedo... Inspirándose en tribus y civilizaciones antiguas que adornaban sus cuerpos con pigmentos y elementos de la naturaleza, los escolares pintaron y fotografiaron sus caras, llenándolas de expresividad.

También crearon escudos simbólicos en defensa de lenguas minoritarias, en peligro de extinción ante la supremacía de los idiomas más hablados. Ante el reto de representar seres del imaginario de distintas culturas, la clase fabricó un gran muñeco de tela y cartón, una figura descontextualizada, sacada de su universo mágico y llevada al entorno cotidiano.

# OtraFormaDeVer #LenguasMinoritarias #Identidad #Fantasía

“Espero que este año los alumnos del Colegio Ángeles Custodios de Bilbao hayan encontrado, entre las muchas actividades que hemos desarrollado a lo largo del curso, un espacio, un momento, en el que sentirse libres, donde hayan fluido pensamientos que antes no existían, o se hayan formado imágenes nuevas para que el día de mañana intenten reconocer esa sensación y recuperarla”.—Jorge Rubio, artista

BUSCADOR DE PROYECTOS