Guggenheim

El Retrato del soldado Lucien Geominne es una de las muchas obras de este género que Dubuffet realiza entre mediados de los años cuarenta y comienzos de los cincuenta. Es bien conocido que el artista promocionó su primera exposición retratística en 1946 con la frase “La gente es mucho más bella de lo que cree. Larga vida a sus verdaderos rostros”. Las distorsiones que se aprecian en sus retratos de este momento podrían indicar que un cierto sarcasmo subyace a esta afirmación. Sin embargo, el entusiasmo irrefrenable de Dubuffet contrarresta cualquier atisbo de mera burla, como también lo hace su objetivo a largo plazo de reconsiderar qué —y quién— puede considerarse bello.