Guggenheim
Monira Al Qadiri: Cuarto sagrado

El programa de exposiciones de la sala Film & Video presta una atención continuada a las prácticas artísticas asociadas con la imagen en movimiento, explorando la fértil relación entre las artes visuales, la instalación fílmica y la cultura contemporánea en su sentido más amplio.

Monira Al Qadiri (1983) es una artista kuwaití nacida en Senegal, educada en Japón y residente actualmente en Berlín. Su trabajo investiga, a través de múltiples soportes, aspectos desconocidos de la historia colonial, las culturas del petróleo y la formación de identidades en el contexto del Medio Oriente. En una región cuyo interés geoestratégico está íntimamente ligado a sus recursos energéticos, la radical transformación de los modos de vida locales coincide con la aceleración del impacto industrial sobre los ecosistemas planetarios. En sus paisajes arenosos, donde se alcanzan las temperaturas más altas del planeta, la artista encuentra potenciales narrativos que nos proyectan simultáneamente hacia el pasado prehistórico y hacia un futuro, cada día menos hipotético, de sobrecalentamiento y desertización global.

La reciente obra Cuarto sagrado (2020) nos lleva en un recorrido onírico a través de un inmenso enclave llamado Rub al-Jali y situado entre Arabia Saudita, Omán, los Emiratos Árabes Unidos y Yemen. La profundidad de las imágenes aéreas del filme es solo comparable a la de su banda sonora, compuesta por Fatima Al Qadiri, hermana y colaboradora habitual de la artista. Usando el sonido como motor de la ficción, Cuarto sagrado toma como punto de partida la historia del explorador británico Harry St. John Philby, quien en la década de 1930 atravesó el desierto arábigo en busca de la mítica ciudad perdida de Ubar: una “Atlántida de las arenas” que, según el Corán, fue destruida por la ira divina en tiempos inmemoriales. En lugar de aquella, lo que el explorador vino a encontrar fueron los restos de uno de los más importantes impactos meteoríticos visibles en nuestro planeta. En torno al cráter de Wabar —que Philby en un primer momento tomó por volcán— pueden aún hoy encontrarse fragmentos minerales del impacto. Estas piedras tienen para Monira Al Qadiri el carácter de emisarias de un espíritu cósmico y colectivo.

A través de una voz grave y lenta, el espíritu de Wabar acompaña a las imágenes con su discurso y se materializa, en el espacio expositivo, como un impresionante conjunto de esculturas. Hechas de cristal soplado, a la vez delicadas y de un espesor masivo, estas piezas iridiscentes evocan a la vez perlas negras y grandes gotas de petróleo. Hablando en primera persona en el filme, ellas cuentan la historia de su llegada a nuestro planeta, expresando su conmoción ante las catástrofes inminentes, pero también alentándonos a trabajar juntos para revertirlas.

Curator: Manuel Cirauqui

Imágenes de producción audiovisual:
Monira Al Qadiri. Cuarto sagrado (Holy Quarter), 2020. Instalación, vídeo de 20 minutos de duración y 46 esculturas de vidrio (imagen de producción). Encargado por Haus der Kunst, Múnich. Cortesía de la artista © Monira Al Qadiri

Vista de la instalación:Monira Al Qadiri, Cuarto sagrado (Holy Quarter), 2020. Vista de la instalación en Haus der Kunst, Múnich. Vídeo de 20 minutos de duración y 46 esculturas de vidrio. Foto: Maximilian Geuter. Cortesía de la artista © Monira Al Qadiri

+ INFO

 

Recursos exclusivosHazte miembro de Community y disfruta de este contenido
Audioguía
Monira Al Qadiri: Cuarto sagrado