Georges Seurat

Georges Seurat

Si bien las pinturas y dibujos de Georges Seurat podrían parecer mundos separados, el profundo conocimiento del color que late en sus lienzos ya se había reflejado antes en sus dibujos en blanco y negro. Para crear la mayoría de estas obras, Seurat eligió el papel Michallet, realizado a mano y caracterizado por sus irregularidades, una textura pesada y diminutas ondulaciones, sobre las que, al deslizar la barra de conté, generaría diversos resultados.

Los cientos de dibujos concebidos por Seurat a lo largo de su breve trayectoria artística dan testimonio de la evolución del artista francés hasta alcanzar el dominio que le caracteriza en la creación de efectos, valiéndose de las particularidades de los materiales. En esta selección podemos observar su progreso en el camino de la experimentación y cómo llegaría a destacar en el arte del dibujo de manera única.,

Cualquier elemento era susceptible de ser captado por la mano y el lápiz conté de Seurat. Durante su formación, primero se ejercitó trabajando del natural y reproduciendo obras de los maestros clásicos, para centrarse más adelante en su entorno próximo, abordando motivos cotidianos, entre otros temas. Parece que el sujeto o el objeto fueran lo de menos para Seurat; lo importante era experimentar atrapando claroscuros en el papel y creando volúmenes libres, sin enclaustrar por la tradicional línea.