Guggenheim
Anni-Albers_zeiss-ikon-analysis

Como parte del proyecto Didaktika, el Museo diseña espacios educativos y organiza actividades que complementan las exposiciones, proporcionando herramientas y recursos, tanto en las salas como online, para facilitar la apreciación y comprensión de las obras que se muestran.

¿Una técnica milenaria para hacer diseños modernos?

En la Bauhaus, el taller textil tuvo un importante desarrollo. Una de las artistas que pasaron por él, Anni Albers, diseñó en 1929 un tapiz abstracto con celofán, chenilla y algodón, creando un tejido capaz de repeler el polvo que a su vez funcionaba como aislante sonoro. Este material se usó para revestir las paredes del auditorio de la Escuela Federal de los Sindicatos Alemanes del Comercio de Bernau, en Alemania.

Desde inicios de los años sesenta, artistas de Europa y EE. UU. desarrollaron su obra tejiendo piezas monumentales, que se englobaron bajo la denominación de Fiber Art. Aurèlia Muñoz trabajó técnicas como el patchwork o el bordado, e hizo también colosales piezas de macramé: Ente Aéreo 1976, por ejemplo, supone una investigación en torno al espacio y la materia que pone de relieve la capacidad estructural y constructiva de esta técnica artesanal.

Anni Albers (design) Sound-absorbing and light-reflecting wall-covering material, with diagram indicating light reflection, 1929
Photo probably by Walter Peterhans