Guggenheim
petit-journal

París, ca. 1887. El neurólogo Jean-Martin Charcot diagnostica nuevos casos de histeria
A finales del siglo XIX se diagnosticaron numerosos casos de histeria y desórdenes mentales. La histeria (palabra derivada del francés hystérie, que a su vez tiene su origen en el griego hysteron, "útero") se consideraba una enfermedad mental que se manifestaba en el paciente en forma de angustia y de diversos síntomas físicos o psíquicos, como convulsiones, parálisis o alucinaciones. Jean-Martin Charcot (1825─1893), conocido como el padre de la neurología moderna, registró sus estudios sobre la histeria en Lecciones sobre las enfermedades del sistema nervioso (1879).

En un contexto de enorme represión de la sexualidad femenina, la mayor parte de los casos de histeria se diagnosticaron a mujeres, vinculando la enfermedad específicamente con su aparato reproductivo, haciendo un uso de la ciencia que reforzaba la misoginia de la época.

Portada satírica del periódico Le Petit Journal alusiva al caso Dreyfus. Getty Images, Apic. Hulton Archive