Guggenheim
formas de vida 304 2003

La instalación de Pello Irazu Formas de vida 304 (2003), que se presenta actualmente en la sala 105, en el marco de la exposición Pello Irazu. Panorama, fue creada originalmente para la sala 304 del Museo Guggenheim Bilbao, a la que alude en su título.

La obra, una pintura mural que dialoga con la arquitectura, recorre la pared con una línea azul, como un pasillo discontinuo, en el que se superponen varios trazos negros.  En el centro, encontramos un objeto escultórico de hierro, contrachapado, madera y cinta adhesiva, que contiene multitud de ángulos, tensiones y fuerzas coexistiendo en un estudiado equilibrio. Irazu rechaza la idea del espacio como contenedor en el que se disponen objetos y lo concibe como un elemento mediador entre el espectador y la obra de arte. De ahí que la obra completa sea configurada tanto por el objeto central como por el espacio que la delimita.

Si quiere conocer más al artista y su proceso de trabajo puede CLICAR AQUÍ y ver un extracto de la entrevista producida, en 2012, con motivo de la primera presentación de Formas de vida 304 en el Museo.

Formas de vida 304 sala 105

Formas de vida 304, en su ubicación actual, en la sala 105, integrada en la exposición Pello Irazu. Panorama