Guggenheim
Introducción

VERSIÓN IMPRIMIBLE

Henri de Toulouse-Lautrec
En el Moulin Rouge, la Goulue y su hermana (Au Moulin Rouge, La Goulue et sa sœur), 1892
Litografía en color
46,1 x 34,8 cm

“El que tiene la cara más dura que el cemento armado es Lautrec: sin contemplaciones, ni en el dibujo ni en el color. Blanco, negro y rojo en planchas, formas simples; y ya está. Capta como nadie a los viejos verdes ricachones, sentados con mujerzuelas zalameras que les engatusan para sacarles el parné… Resultan fantásticos su desenvoltura, la cara dura que le echa, el sarcasmo” [1].

Henri de Toulouse-Lautrec (Francia, 1864─1901) sufría una enfermedad congénita que le había causado fracturas en los huesos de las dos piernas durante la adolescencia. Los tratamientos fueron dolorosos y le supusieron prolongados periodos en cama; las fracturas no se curaron bien. Como durante la convalecencia apenas podía realizar actividades físicas, Toulouse-Lautrec se sumergió en la pintura y en el dibujo desde una edad muy temprana. De joven, su tema favorito fueron los caballos. Muchas veces acompañaba a su padre a las carreras, y desarrolló por la hípica una pasión que le duraría toda la vida. [2] El crecimiento de sus piernas se detuvo prematuramente, por lo que tenía un tronco de normales proporciones, mientras que sus extremidades inferiores eran muy cortas, y le dificultaban la movilidad.

En 1884 se trasladó a Montmartre, el barrio bohemio de París, donde se sumergió en su vibrante y decadente vida nocturna; allí conoció a personas ricas que frecuentaban la zona, y también a obreros y artistas. [3] Era una época agitada y convulsa, marcada por cambios sociales, políticos, industriales y científicos que transformaron el escenario cultural de París. Los artistas del momento contribuyeron al nacimiento de diversos movimientos innovadores, ofreciendo testimonio de ellos e impulsándolos. Toulouse-Lautrec representaba a la sociedad de su tiempo, con un estilo que oscilaba entre el realismo mordaz y la sátira. Quizá uno de sus mayores atractivos fuera su capacidad para retratar a personajes conocidos del París nocturno del fin de siglo. [4]

En 1885 ya se había convertido en pintor de la disoluta vida nocturna de su vecindad, e incluía en sus obras a los clientes que frecuentaban salas, cafés concierto y burdeles. Habitual de los cabarets de la zona, inmortalizó no solo las heterodoxas y alegres actividades de las clases altas, sino también el frenético entretenimiento que perseguían, y las trágicas vidas de las personas de las clases bajas que trabajaban en estos locales.

Cuando en el año 1889 abrió sus puertas el Moulin Rouge, famoso cabaret de Montmartre, Lautrec recibió el encargo de producir una serie de carteles publicitarios para el local. Acudía al espectáculo todas las tardes y, sentado en una esquina, se dedicaba a dibujar a las bailarinas y a los clientes. [5] Sus carteles mostraban a los actores de Montmartre como artistas famosos, y elevaron a la categoría de arte el popular medio de la litografía publicitaria. Sus estampas de los personajes del Moulin Rouge revelaban el espíritu, la tristeza y el encanto de las gentes que poblaban el cabaret.[ 6]

En el Moulin Rouge también conoció a una de sus estrellas preferidas del café concierto, Louise Weber, apodada La Goulue (“la glotona”) a causa de su insaciable apetito, tanto en la mesa como en la vida. La Goulue era una mujer ambiciosa, conocida por su destreza como bailarina de cancán[7], un baile enérgico que exigía un gran esfuerzo físico y era considerado escandaloso e inapropiado por la sociedad “respetable”; las bailarinas exhibían, impetuosas, extravagantes pololos de encaje sobre las medias negras que entonces se llevaban, en visible contraste. A pesar de su reputación como espectáculo subido de tono, el cancán se convirtió en un símbolo del dinamismo y el desenfreno de las salas de fiesta.

En la litografía En el Moulin Rouge, la Goulue y su hermana (1892), vemos a La Goulue en el cabaret con su hermana, observando la escena y a los hombres allí presentes. La Goulue lleva un vestido escotado, un peinado muy llamativo y una estrecha gargantilla negra. Gracias a su excéntrica apariencia, Lautrec podía presentarla de espaldas; su silueta era suficiente para reconocerla. [8] De la misma manera, el artista se servía de los rasgos principales de sus modelos para captar lo más íntimo de su personalidad a través de sus estilizadas y simplistas interpretaciones. [9]

Preguntas

Observa la litografía. ¿Qué ves? Descríbela con todo el detalle que puedas. ¿Dónde piensas que están estas personas? ¿De qué detalles que no habías visto al principio te has ido percatando? ¿Cómo calificarías el ambiente de esta estampa?

París era una ciudad conocida por su oferta de entretenimiento y su vida nocturna, pero también era escenario de muchos conflictos sociales. Aristócratas, bailarinas y obreros se mezclaban en las calles y en los cafés de Montmartre. ¿Cómo te imaginas que sería vivir en esa ciudad en aquella época? ¿Crees que te habría gustado? En tu opinión, ¿por qué era tan dinámica la escena artística en aquel tiempo?

Esta imagen contiene varias figuras. Si nos centramos en las dos mujeres que aparecen en primer plano, ¿qué podemos saber de ellas por sus poses, su expresión y su forma de vestir? ¿Quiénes pueden ser? ¿Qué piensas que están haciendo? Ahora, observa las demás figuras: ¿qué pueden estar haciendo?

La Goulue fue una bailarina de cancán famosa que actuaba en el cabaret parisino Moulin Rouge. ¿Has visto u oído hablar del cancán? Observa este extracto de la película Moulin Rouge, de 1952: https://www.youtube.com/watch?v=exrcnq6Uac4

La Goulue era una bailarina como las de la película. ¿Te gustaría ir a su función? ¿Por qué, o por qué no? El cancán se consideraba escandaloso, y durante cierto tiempo intentaron prohibirlo. ¿Por qué crees que era tan polémico?

Una vez visto el fragmento de la película, ¿crees que Lautrec captaba la atmósfera del cabaret? Lautrec también creó carteles publicitarios del Moulin Rouge. Busca en Google las imágenes y decide cuál te gusta más. ¿Por qué la has escogido? ¿Qué puedes aprender sobre el París de final de siglo si analizas los carteles de Lautrec?

Actividades

Crea un cartel teatral

Henri de Toulouse-Lautrec realizó muchos carteles para la sala Moulin Rouge. Comienza tu proyecto investigando sus obras. Observa sus carteles y toma nota de todas las diferencias que hay entre ellos.

Después, imagínate que eres pintor, como él, y tu ciudad te pide que crees un cartel para un nuevo espectáculo. Escoge una sala que te guste o de la que hayas oído hablar, y busca qué tipo de espectáculos acoge. ¿Qué estilos artísticos se han utilizado en sus carteles promocionales?

Ahora, escoge un espectáculo que te gustaría ver en esa sala. Puede ser de cualquier tipo: un baile, un concierto, una obra de teatro, arte e, incluso, títeres. Cuando hayas elegido uno, crea un cartel para promocionarlo. No olvides que estos carteles suelen incluir algunos datos del espectáculo. Después, expón el cartel en clase.

Escribe una narración sobre La Goulue y su hermana

Crea un relato corto o un poema, o haz un dibujo en el que La Goulue y su hermana cobren vida; ¿qué harían? ¿Dónde irían? ¿Qué pasaría cuando salieran del Moulin Rouge?

Investiga el arte japonés en que se inspiró Toulouse-Lautrec

Lautrec observaba a los artistas y clientes del cabaret antes de retratarlos, pero no hacía representaciones realistas de ellos, sino que los dibujaba siguiendo un estilo que se acercaba a la estampa japonesa ukiyo-e, muy en boga en Japón en los siglos xviii y xix. Además, se inspiraba en el artista japonés Toshusai Sharaku, que hizo grabados de los actores del teatro tradicional kabuki, mostrando sus expresiones de modo exagerado y simplificado. Las composiciones de Sharaku enfatizan el dinamismo y la energía de las posturas, con un realismo poco habitual entonces en las estampas. En lugar de la belleza idealizada típica del ukiyo-e, Sharaku realzaba rasgos antiestéticos, como narices grandes o las arrugas de los actores viejos.

Lautrec pinta a sus modelos de manera simplista, de tal modo que recuerdan a las figuras de los grabados japoneses ukiyo-e. Muchas veces, los personajes pueden reconocerse gracias a sus posturas, peinados o ropas características, pero no se representan con realismo.[10]

Investiga el estilo ukiyo-e y la obra del artista japonés Toshusai Sharaku, y compáralos con el cartel de Lautrec En el Moulin Rouge, la Goulue y su hermana. ¿Qué similitudes y diferencias puedes encontrar? Escribe una redacción breve con tus conclusiones. Puedes ver imágenes ukiyo-e y grabados de Toshusai Sharaku aquí: https://ukiyo-e.org/

Vocabulario

Litografía: procedimiento de impresión que utiliza una placa de piedra o de metal en la que se impregnan algunas zonas de la imagen de una sustancia grasa que adhiere la tinta a las superficies tratadas, mientras que las áreas que se desean mantener en blanco se someten a un tratamiento para repeler la tinta.

Ukiyo-e: este término, que significa “imágenes del mundo flotante” da nombre a un género artístico muy en boga en Japón en los siglos xviii y xix. Los artistas producían xilografías o grabados en madera y pinturas representando a bellezas femeninas, actores de kabuki y luchadores de sumo, escenas históricas y cuentos populares, escenarios de viaje y paisajes, flores y animales, e imágenes eróticas.

Notas

[1] Felix Fénéon, Le Père Peinard, 30 de abril de 1893. Texto original (en francés): « Un qui a un nom de dieu de culot, mille polochons, c’est Lautrec: ni son dessin ni sa couleur ne font des simagrées. Du blanc, du noir, du rouge en grandes plaques, et des formes simplifiées, — voilà son fourbi. Y en a pas deux comme lui pour piger la trombine des capitalos gagas attablés avec des fillasses à la coule qui leur lèchent le museau pour les faire carmer. » En Haplerin, Joan U., Félix Fénéon: Œuvres plus que complètes, 2 vols. (Ginebra/París : Droz: 1970), pág. 230.

[2] Vivien Greene (ed.), París, fin de siglo: Signac, Redon, Toulouse-Lautrec y sus contemporáneos, cat. expo. (Bilbao: Museo Guggenheim Bilbao, 2017).

[3] Vivien Greene (ed.), Paris, fin de siglo: Signac, Redon, Toulouse-Lautrec y sus contemporáneos, cat. expo. (Bilbao: Museo Guggenheim Bilbao, 2017).

[4] Audioguía de al exposición París, fin de siglo: Signac, Redon, Toulouse-Lautrec y sus contemporáneos.

[5] http://www.moulinrouge.fr/vedette/henri-de-toulouse-lautrec?lang=en

[6] http://www.metmuseum.org/toah/hd/laut/hd_laut.htm

[7] https://www.moma.org/collection/works/62785

[8] https://www.moma.org/collection/works/62785

[9] http://www.metmuseum.org/toah/hd/laut/hd_laut.htm

[10] https://www.moma.org/collection/works/62785

VERSIÓN IMPRIMIBLE