Guggenheim
the irascibles group

Tras el crac de la Bolsa de Nueva York de 1929, el presidente Franklin D. Roosevelt adoptó un conjunto de medidas para hacer frente a la Gran Depresión y reconstruir la economía de EE. UU. En un esfuerzo por garantizar recursos a los millones de ciudadanos desempleados, el Gobierno estableció la Works Progress Administration (WPA) en 1935 con la misión de generar puestos de trabajo en obras públicas por todo el país. Además, ese mismo año, se instituyó el Federal Art Project (FAP), dependiente de la WPA, un programa que apoyaba a los artistas y financiaba proyectos que defendieran el espíritu americano y sus valores: el trabajo, la comunidad y el optimismo.

Una de las iniciativas patrocinadas siguió una estrategia desarrollada por el Gobierno mexicano años atrás: había contratado a artistas como David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera para plasmar la historia y los ideales de la Revolución en las paredes de edificios y espacios públicos del país. Sus grandes murales, que llenaron las calles de ciudades y pueblos mexicanos, sirvieron como fuente de inspiración a los miles de artistas que trabajaron en el FAP hasta su fin, en 1943; entre ellos, Willem de Kooning, Arshile Gorky, Philip Guston, Lee Krasner, Jackson Pollock y Mark Rothko. Estos murales adornaron las paredes de oficinas de correos, edificios estatales y federales, escuelas, bibliotecas y aeropuertos de todo EE. UU. Algunos de ellos se han conservado hasta hoy en ciudades como Nueva York, Chicago, San Francisco y Boston.

Antes de la creación de la WPA, la influencia de los muralistas mexicanos ya era notable. En 1933 Nelson Rockefeller encargó a Diego Rivera un mural gigantesco para el vestíbulo del recién construido Rockefeller Center de Manhattan. Tras la firma del contrato, el artista alteró en varias ocasiones la idea original y finalmente presentó El hombre en la encrucijada, un mural lleno de alusiones al comunismo (banderas rojas, manifestaciones, un retrato de Lenin, etc.). Por ello, y a pesar de que Rivera había cobrado íntegramente sus honorarios, la obra no llegó a ver la luz y fue finalmente destruida a principios de 1934.

Retrato del grupo de artistas denominado “Los Irascibles”
Willem de Kooning; Jackson Pollock; Adolph Gottlieb; Ad Reinhardt; Robert Motherwell; Clyfford Still; James C.Brooks; Hedda Sterne; Jimmy Ernst; Bradley Walker Tomlin; Richard Pousette-Dart; Barnett Newman; Theodoros Stamos; William Baziotes; Mark Rothko, noviembre de 1950
Foto: Nina Leen. Getty Images