Guggenheim
SEURAT-CONTE

Georges Seurat (París, 1859–1891) es conocido fundamentalmente por sus pinturas puntillistas llenas de color, aunque el innovador tratamiento de la luz que caracteriza su obra se encuentra ya en los tempranos dibujos en blanco y negro que realizó en París.

El método de pintura creado por el propio Seurat —cromoluminarismo o divisionismo— consistía en la disposición de luminosos puntos de color sobre la superficie pictórica, yuxtaponiendo tonos complementarios, de modo que la fusión cromática se producía en la retina del espectador. Seurat empleó las teorías de autores como Charles Blanc, Michel- Eugène Chevreul y Ogden Rood tanto para desarrollar ese método como para su estudio sistemático, a través del dibujo, del efecto de las luces y las sombras.

Por la rigurosidad de sus investigaciones, sus coetáneos, entre ellos Paul Signac, se referían a Seurat como “el notario”. También la artista contemporánea de Op Art Bridget Riley, entusiasta de la obra del pintor divisionista, calificó su manera de mirar como “de riguroso escrutinio”.

LA TEXTURA Y EL GESTO

Comprender las características de las herramientas que Georges Seurat utilizó ayuda a una mejor interpretación de sus obras. Seurat dibujaba con barra conté sobre papel Michallet; al combinar las cualidades de ambos materiales, se produce una suerte de fusión entre la figura y el fondo.

Michallet

El Michallet era un papel verjurado —de gran calidad, con una textura especial generada por un entramado de líneas verticales y horizontales— que se producía manualmente, hoja a hoja. Mediante este proceso artesanal, la pulpa se disuelve en agua dentro de una tina y después se tamiza sobre un molde rectangular (forma), en cuya base unas finas varillas de metal —unidas entre sí con alambre— crean ese patrón verjurado o vergueteado. La marca de agua que identifica a los distintos fabricantes, se cose con un hilo metálico en estas varillas. Después de colocar la pulpa en fieltros o sayales de lana, se prensa para extraer el exceso de agua y se dejan secar las hojas.

El papel Michallet se producía en un único tamaño (63 x 48 cm). Seurat dividía cada hoja en cuatro partes, para conseguir que la trama, gracias a su mayor proporción respecto a la dimensión reducida del papel, resultase mucho más visible. Al aplicar el conté, la textura de la superficie fragmentaba el trazo y generaba una vibración visual. Esta división en cuatro permite apreciar las filigranas de las marcas del papel solo en uno de estos fragmentos.

Conté

El crayón conté —patentado por Nicolas-Jacques Conté en 1795— combina grafito prensado con una base de cera o arcilla y su consistencia permite obtener negros más puros que con el carboncillo. El conté se produce en lápices o barras; Seurat utilizaba ambas. En función del gesto que quisiera realizar, escogía una u otra para trabajar la superficie y, así, obtener distintas densidades. Mediante la aplicación de una mayor presión, generaba zonas oscuras; para configurar espacios luminosos, reservaba áreas de papel intactas.