Guggenheim
Artista: Ainhoa Ortells
Técnica: pintura y escultura
Colegio: C.P. Virgen de la Guía (Portugalete)
Curso: 3º, 4º, 5º y 6º
Áreas y temas relacionados: Ciencias, convivencia e interculturalidad
Profesores: Marta Artetxe, Aitziber Milikua y Eusko Basterretxea

Objetivo:

Apreciar las diferencias y similitudes entre las personas, y disfrutar de ellas.

Materiales:

Lápices y papeles de colores, papel de calco, tijeras y pegamento, esqueleto de plástico, témperas y pinceles.

Proyecto:

  1. Se plantea en clase el hecho de que todos los seres humanos tenemos algo en común: los huesos del cuerpo. Todos somos iguales en eso: el esqueleto, por tanto, nos hace semejantes unos a otros.
  2. El debate tiene como conclusión que, aunque todos tenemos un esqueleto, cada uno de nosotros lleva una vida distinta, posee unas características determinadas, un “color” particular.
  3. Este debate se traduce simbólicamente en dos ejercicios creativos.
  4. Una fotocopia de un esqueleto se reproduce varias veces con la ayuda del papel de calco.
  5. Así, se pintan varias versiones de un mismo esqueleto.
  6. Con pinturas y trozos de papeles se da color al fondo y a la figura para dotar al esqueleto de vida y personalidad.
  7. Se comparten y comparan los posibles simbolismos de cada color.
  8. Sobre un modelo de tamaño natural de un esqueleto humano, los escolares nombran los huesos principales y analizan cómo funcionan.
  9. El esqueleto se convierte en “Eskeleto”, un personaje con nombre propio, al que los escolares dan “vida” pintándolo de colores simbólicos, buscando fondos, vistiéndolo… en definitiva, transformándolo en múltiples personalidades.