Guggenheim
Artista: Maider López
Técnica: Collage y performance
Colegio: Colegio Arrateko Andramari, Eibar
Curso: 
Áreas y temas relacionados:  Nutrición y Conocimiento del Medio
Profesora: Maite Rescalvo

Objetivo:

Reflexionar sobre la alimentación saludable y, al mismo tiempo, visibilizar lo intangible a través de un proyecto artístico colectivo.

Materiales:

Papeles de colores y tijeras.

Proyecto:

  1. Se enumeran, clasifican y suman los alimentos que los escolares de esta clase ingieren en una semana.
  2. Cada escolar escribe una lista de sus comidas de la semana, anotando su dieta día a día, clasificándola por grupos alimenticios.
  3. Se suman las cantidades ingeridas por toda la clase en la semana: 60 plátanos, 70 yogures, 40 filetes de pollo, 175 litros de agua, 20 platos de alubias, etc.
  4. Se dibujan las siluetas de estos alimentos sobre papeles de colores.
  5. Se recortan tantas siluetas en papeles de colores como alimentos se han consumido.
  6. Los datos alimentarios se traducen así en dibujos esquemáticos repetidos.
  7. Este gráfico con dibujos les permite visualizar datos que, de otra forma, serían intangibles y sacar sus propias conclusiones sobre su alimentación.
  8. La clase escenifica un divertido juego titulado “¡La carne, siempre con verdura!”.
  9. En el juego se plantea una dinámica basada en la distribución de roles entre los escolares, dividiendo a la clase en dos grupos alimenticios: la mitad de los escolares representan a las proteínas y la otra mitad, a las vitaminas.
  10. Los que representan a la carne llevan un distintivo rojo; los que encarnan a la verdura van de verde.
  11. La carne tiende a juntarse con la carne, pero las verduras intentan estar siempre en medio, separando a sus compañeros de rojo.
  12. En este divertido juego simbólico, los escolares se mueven por el patio del colegio, se agrupan y reagrupan, personificando, con sus recorridos, hábitos saludables en la alimentación.