Guggenheim
40_rupfs_bruckfeldstrasse_blum
Exposición pasada

Hermann y Margrit Rupf fueron los primeros coleccionistas suizos que centraron su labor en el arte abstracto y contemporáneo, dejándose guiar por su criterio personal. Esta exposición reúne un total de 70 piezas de la Colección Rupf, entre las que se hallan obras de artistas clave de la historia del arte de la primera mitad del siglo XX, como Pablo Picasso, Georges Braque, Juan Gris, Fernand Léger, Paul Klee o Vasily Kandinsky, que dialogan con creaciones de artistas contemporáneos cuya producción abarca desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad.

En 1954 nació la Fundación Rupf, dedicada a la conservación, consolidación y expansión de estos fondos, que se depositaron en el Kunstmuseum Bern a principios de la década de 1960. Con el fin de garantizar que en el futuro se siguieran realizando adquisiciones, Hermann y Margrit Rupf cedieron también el resto de su patrimonio a la Fundación, que se ocupa del arte contemporáneo más reciente teniendo siempre en cuenta el núcleo que conforma la magnífica Colección atesorada por el matrimonio.

Sus fondos han viajado a España por primera vez para protagonizar esta exposición, constituida por un amplio conjunto de obras realizadas entre 1907 y 2016, que ponen de manifiesto la coherencia y la evolución de la Colección de Hermann y Margrit Rupf como reflejo del arte de su tiempo.

Podrá conocer más en profundidad la biografía y el papel de los Rupf como coleccionistas y mecenas del arte en el espacio de Didaktika dedicado a la muestra.

Hermann y Margrit Rupf, en laBrückfeldstrasse 27, en Berna, década de 1950
Fotografía: © Kurt Blum /Fotostiftung Schweiz

Sabías que...?

¿SABÍAS QUE...?

El proyecto Didaktika ofrece a los visitantes la posibilidad de complementar los contenidos de las exposiciones a través de áreas educativas y actividades especiales.
Saber más

ESPÍRITUS LIBRES

En la primera década del siglo XX, el comerciante suizo Hermann Rupf (1880–1962) y su mujer, Margrit Wirz (1887–1961), comenzaron a adquirir obras realizadas por jóvenes artistas suizos y europeos. Hermann Rupf era amigo de juventud del marchante de arte Daniel-Henry Kahnweiler, lo que favoreció su contacto con el mundo artístico y potenció su faceta de coleccionista.
Saber más