Guggenheim
maqueta piramides
Exposición pasada

Esther Ferrer (Donostia/San Sebastián, 1937) es una pionera del arte de performance en España y una de sus principales representantes. Desde el inicio de su carrera, a finales de los años sesenta, desarrolla diferentes líneas de pensamiento a través de una gran variedad de formas y materiales.

Su obra puede inscribirse en la corriente de arte minimalista y conceptual. Iniciada en la década de 1960, toma como referentes a creadores como Stéphane Mallarmé, Georges Perec o John Cage, así como los feminismos de aquel momento. Desde 1967, fecha en que comienza a participar en las actividades del grupo Zaj con Walter Marchetti, Ramón Barce y Juan Hidalgo, convierte el arte de acción en su principal medio, si bien a partir de 1970 vuelve a realizar obras plásticas a través de fotografías intervenidas, instalaciones, cuadros y dibujos basados en la serie de los números primos, objetos y piezas sonoras. Con acciones muy directas e irremediablemente provocadoras, el grupo Zaj continúa su andadura hasta 1996, año en que se disuelve, tras su exposición retrospectiva en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS, Madrid).

Ferrer define el género de la performance como “el arte que combina el tiempo y el espacio con la presencia de un público que no es mero espectador, sino que también participa en la acción”, valorando por encima de todas las cosas la libertad del espectador: no le ofrece conclusiones, sino preguntas, cuestionamientos, para que, de manera autónoma, genere su propia interpretación personal de la obra.

A lo largo de su extensa carrera, la artista ha participado en numerosos festivales de arte de acción y ha expuesto su obra en distintos museos. Asimismo, ha sido objeto de diversos reconocimientos: en 1999 fue una de las representantes de España en la Bienal de Venecia; en 2008 fue galardonada con el Premio Nacional de Artes Plásticas; en 2012, con el Premio Gure Artea del Gobierno Vasco; y en 2014, con el Premio Marie Claire de l’Art Contemporain y el Premio Velázquez de Artes Plásticas.

En esta exposición, Esther Ferrer presenta casi exclusivamente instalaciones inéditas, que no se habían materializado hasta ahora, y serán activadas de forma especial a través de performances o de la interacción del público.

Esther Ferrer
Serie Proyectos espaciales piramidales sobre el muro, finales de los años setenta
Maqueta. Hilo, clavos y pintura al óleo
60 x 72 x 6 cm
Archivo Esther Ferrer
© Esther Ferrer, VEGAP, Bilbao, 2018

Artista

Esther Ferrer Artistas | Guggenheim Bilbao Museoa

En 1963 crea, junto a José Antonio Sistiaga, el Taller de Libre Expresión, en San Sebastián, y, más tarde, la Escuela Experimental de Elorrio.

En 1967 se integra en el grupo Zaj (formado en 1964 por Ramón Barce, Juan Hidalgo y Walter Marchetti). Tanto individualmente como con el grupo, realiza numerosas acciones hasta su disolución, en 1996.

Más sobre el artista

Sabías que...?

Esther Ferrer: el arte como forma de activismo

El proyecto Didaktika ofrece a los visitantes ideas clave de las exposiciones a través de espacios educativos, actividades especiales y esta sección online, que en esta ocasión, y con motivo de la muestra dedicada a Esther Ferrer (Donostia/San Sebastián, 1937), se centra en aspectos fundamentales de la trayectoria de esta artista, reconocida como una de las pioneras del arte de la performance.
Saber más

Sus inicios: grupo Zaj

En 1964, los músicos y compositores experimentales Ramón Barce, Juan Hidalgo y Walter Marchetti fundaron Zaj, uno de los colectivos más vanguardistas y subversivos de la escena artística española de los años sesenta y setenta. Esther Ferrer se incorporó en 1967 al grupo, contribuyendo a su consolidación, y permaneció en él, junto a Hidalgo y Marchetti, hasta su disolución, que tuvo lugar en 1996.
Saber más

Esther Ferrer y John Cage

En verano de 1972, el músico John Cage y el colectivo Zaj coincidieron en Los Encuentros de Pamplona, festival de arte internacional que reunió a más de 350 creadores de distintas disciplinas, como el arte electrónico, la performance, el videoarte, la poesía, la pintura, la escultura, el cine y la música experimental.
Saber más

Pionera de la performance en España

Esther Ferrer contribuyó a introducir y consolidar el arte de acción en España en las décadas de 1960 y 1970; para ella, la performance es el arte del aquí y ahora. En sus acciones intervienen tres elementos esenciales: la presencia, el espacio y el tiempo.
Saber más

Mujer libre y feminista

En lugar de “hacer arte”, Esther Ferrer utiliza la expresión “hacer cosas” para referirse a su trabajo creativo. El uso de esta expresión hace patente su incomodidad con el término o la categoría de “artista”, que, aun así, ella misma emplea, si bien exclusivamente para que la gente entienda a qué se dedica.
Saber más