Guggenheim
The Buffoon el Primo Velazquez
Exposición pasada

Francis Bacon: de Picasso a Velázquez muestra una selección de cerca de 80 obras que se cuentan entre las más importantes y atractivas de este artista británico nacido en Irlanda, incluyendo muchos trabajos que apenas se han exhibido en público previamente, junto a la obra de distintos maestros clásicos que influyeron en su carrera.

La exposición pretende profundizar en la impronta que las culturas francesa y española dejaron en la obra de Bacon, ferviente francófilo y gran conocedor del arte de grandes maestros españoles, como Velázquez. Bacon inició su carrera como pintor tras visitar la exposición Cent dessins par Picasso en la galería Paul Rosenberg de París. Sumamente interesado en la literatura francesa, fue un ávido lector de Racine, Balzac, Baudelaire y Proust; y un apasionado del arte de creadores establecidos en Francia, como Manet, Degas, Gauguin, Van Gogh, Seurat, Matisse y Picasso, y otros anteriores, como Ingres, Géricault y Daumier.

Más allá de sus primeros encuentros parisinos con la obra de Picasso en los años veinte y treinta, su relación con la cultura española se manifiesta principalmente en su obsesión por el Retrato del Papa Inocencio x, realizado por Velázquez en 1650. Pese a haber tenido la oportunidad de contemplar esta obra directamente en la Galería Doria Pamphilj, durante un viaje que hizo a Roma en 1954, Bacon prefirió tener presentes en su memoria las reproducciones de la pintura, y no el original, durante la creación de las más de cincuenta obras que dedicó a este motivo. Además de Velázquez, a Bacon le fascinaron otros maestros clásicos, como Zurbarán, El Greco o Goya, cuya obra pudo admirar en el Museo del Prado de Madrid.

Organizada por el Museo Guggenheim Bilbao en colaboración con Grimaldi Forum Mónaco

Diego Velázquez
El bufón el Primo, 1644
Óleo sobre lienzo
106,5 x 82,5 cm
Museo Nacional del Prado, Madrid

Artista

Captura de pantalla 2021 03 10 a las 10 12 27
Década de 1910

Francis Bacon nació en Dublín el 28 de octubre de 1909. Fue el segundo de cinco hermanos de familia inglesa acomodada, afincada en Irlanda, pero sin ascendencia irlandesa

Leer más

Sabías que...?

Un artista autodidacta

Francis Bacon abordaba el proceso de creación pictórica de manera poco convencional: en contadas ocasiones realizó dibujos preparatorios y siempre pintaba directamente sobre el lienzo desnudo. No recibió formación académica reglada y sus estudios fueron prácticamente los únicos lugares en los que desarrolló su producción.
Saber más

La figura humana

El estilo pictórico de Bacon está a caballo entre la abstracción y la figuración. El Surrealismo fue un importante punto de partida y una influencia determinante en su obra más temprana. Posteriormente, cuando Bacon comenzó a plasmar el movimiento de las figuras en el lienzo, las fotografías de finales del siglo xix de Eadweard Muybridge sobre el cuerpo humano en acción fueron una referencia imprescindible.
Saber más

La sexualidad

Bacon decía que sus padres lo habían expulsado de casa en 1926 tras haberlo descubierto vistiendo ropa de su madre. Después de este episodio, y gracias al dinero que ella le hacía llegar, pudo trasladarse a otras ciudades en las que podía expresarse con mayor libertad: primero, a Londres; más tarde, a Berlín; y, posteriormente a París.
Saber más

La vida y la muerte

Entre los primeros temas que pintó Bacon se encuentran las piezas de carne que el artista podía ver en las carnicerías y que acabaron convirtiéndose en imágenes recurrentes en su obra [véase Tres estudios para una Crucifixión (1962) en la sala 205].
Saber más

7 Reece Mews: el estudio

" No sé por qué pero desde el momento en que vi este sitio supe que podría trabajar. A mí me influyen mucho los sitios… la atmósfera de una habitación […] Y supe desde el mismo momento en que vine aquí que sería capaz de trabajar”
Saber más